Pronto llega el dia de los enamorados

Si nos damos cuenta nuestra vida se basa en un no parar de gastar, recién pasadas las Navidades en las que seguro que hemos gastado lo que nadie sabe y recién aterrizada la cuesta de enero en la que nos vemos y nos deseamos para poder sobrellevarla lo mejor que podemos ya estamos pensando en los regalos que le haremos a nuestra pareja el catorce de febrero, a todos nos gusta tener un detalle ese bonito día y como no ya debemos ir preparando lo que nos vayamos a gastar. Yo en mi caso como mi marido trabaja en una oficina este año he pensado en regalarle un estilografo para que pueda realizar firmas un poco más de diseño. Estoy buscando porque como bien decía antes la mayoría estamos tiesos y buscamos donde poder ahorrar un poco de dinero y aunque también las he visto de segunda mano este año quiero que la estrene y no me llame roñosa como en años anteriores.

Hay un montón de papelerías online en las que seguro que encuentro alguna a buenos precios aunque estamos a casi un mes todavía me queda tiempo para poder ir mirándolas, lo bueno es que no debo salir un día aposta del trabajo para tener que buscarla simplemente desde casa lo puedo hacer ahorrándome largas colas y pudiendo comparar precios. Es lo bueno que podemos encontrar en internet además de los grandes descuentos y una gran cantidad de variedad en artículos. En los tiempos en los que vivimos en los que los precios no paran de subir incluidos los de la luz que parece que vamos a tener que vivir a oscuras somos muchas las personas que tenemos que decidir en que nos gastamos el dinero y en que lo ahorramos, buscando siempre los mejores precios en todo lo que adquirimos, tanto para regalos como para cualquier otra cosa incluida la cesta de la compra. Sinceramente como sigamos así no sé yo si vamos a poder vivir de manera digna durante mucho tiempo simplemente estamos expuestos a que debido a los recortes cada día estemos más expuestos a vivir de manera precaria y cómo podemos ver al gobierno lejos de importarle lo que hace es ponernos la zancadilla y apretarnos un agujero más el cinturón veremos si este año podemos respirar o por el contrario seguir viviendo de la manera austera en la que vivimos.